InicioMundoAfricaCabo Verde 'en la primera línea' de la crisis climática, dice Guterres...

Cabo Verde ‘en la primera línea’ de la crisis climática, dice Guterres antes de la Cumbre de los Océanos

-


La respuesta se remonta a 2015, cuando el Gobierno nacional detalló un plan estratégico sobre cómo la economía azul sería parte central del futuro de la isla, así como a una serie de inversiones que se han realizado desde entonces.

Pero esta noche, al contemplar casi una docena de barcos que participan en la Ocean Race atracados en el puerto de Mindelo, con sus mástiles de 10 pisos de altura cortando el cielo sobre la isla de São Vicente, el Sr. Guterres fue testigo de uno de los más visibles pagos de esta apuesta.

El Secretario General llamó a la economía azul “una oportunidad fundamental para promover el desarrollo sostenible en el archipiélago” y dijo que la ONU espera trabajar con su gobierno y su pueblo para “traducir esta ambición en realidad”.

El Primer Ministro de Cabo Verde, José Ulisses Correia e Silva, dijo que su país quiere ser “más conocido y tener más relevancia” en el ámbito internacional, y el Océano es el sector donde quieren que se escuche su voz.

“Tiene sentido posicionarnos en esta área específica y hacerlo con relevancia. Tiene sentido que este mensaje venga de aquí”, dijo.

En los últimos cinco años, como parte de este esfuerzo, el país ha celebrado una «Semana del Océano» todos los años y, el próximo lunes, Cabo Verde se asociará con Ocean Race para celebrar una cumbre que contará con oradores de todo el mundo. mundo, incluido el Secretario General.

Una amenaza existencial

El compromiso de Cabo Verde podría no ser suficiente. Como advirtió el Sr. Guterres, el país está “en la primera línea de una crisis existencial”: el cambio climático.

“El aumento del nivel del mar y la pérdida de biodiversidad y ecosistemas representan amenazas existenciales para el archipiélago”, explicó. “Estoy profundamente frustrado porque los líderes mundiales no están dando a esta emergencia de vida o muerte la acción y la inversión necesarias”.

Algunas de estas consecuencias ya se sienten en el puerto que alberga la Race, uno de los mejores de toda la costa oeste de África, por lo que hace siglos atrajo a comerciantes y piratas y ahora acoge el mayor desafío de la vuelta al mundo a vela.

En los últimos años, los pescadores de Cabo Verde han notado una caída en la captura de jurel, uno de los pescados más populares entre los locales. En 2022, la industria de empaques reportó reducción en la captura de atún y ausencia de jurel, materia prima para la industria.

De acuerdo con los resultados preliminares de una evaluación dirigida por la ONU que debe presentarse y discutirse con las principales partes interesadas nacionales a principios de este año, para 2100, la biomasa de los grandes peces pelágicos, aquellos que viven en la zona pelágica de las aguas del océano o del lago, no siendo ni cerca del fondo ni cerca de la costa, como la albacora, una especie de atún, se espera que disminuya hasta en un 45 por ciento. En la vecina cuenca senegalés-mauritana, la reducción será aún mayor.

Cambios como este pueden tener un profundo impacto en la economía de las islas. En 2018, el sector pesquero dio empleo a 6.283 personas, y fue piedra de toque en la dieta de los 588.000 habitantes. Estos productos también representaron casi el 80 por ciento de las exportaciones del país.

“El cambio climático es una amenaza obvia para el futuro de la pesca, pero también para toda la biodiversidad”, dijo el Secretario General más tarde, mientras participaba en la serie de oradores promovida por el Primer Ministro, en el Centro Nacional de Arte de Cabo Verde. , Artesanía y Diseño.

“El hecho es que existe una conexión muy clara entre la industria pesquera y la protección del clima. La experiencia ha demostrado que cuando proteges una determinada región, tiene un efecto multiplicador en otras áreas y todos se benefician”, agregó el Secretario General.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, se une a José Ulisses Correia e Silva, Primer Ministro de Cabo Verde, en la visita a los terrenos de Oceans Race.

Defiéndete

Los dos hombres se sentaron contra una extensión del Centro Nacional, su fachada cubierta con formas circulares de tapas de barriles de petróleo pintadas en colores primarios.

La instalación es una declaración sobre el compromiso del país con la sostenibilidad, pero también un guiño a su gran diáspora de más de un millón de personas; estos barriles suelen ser utilizados por los inmigrantes para enviar regalos a sus familias.

“Los desafíos climáticos son cada vez más fuertes y frecuentes, pero siempre nos hemos enfrentado a dificultades y siempre hemos encontrado la manera de superarlas”, dijo el Primer Ministro.

Según el Sr. Correia e Silva, la pérdida de especies puede afectar a Cabo Verde de otra manera.

El archipiélago ha sido considerado uno de los 10 principales puntos críticos de biodiversidad marina del mundo y, durante décadas, las 24 especies de ballenas y delfines registradas en estas aguas, casi el 30 por ciento de todas las especies de cetáceos, han atraído a muchos de los visitantes que hacer del turismo un baluarte de la economía del país.

Solo en 2022, luego de un par de años dominados por la pandemia de la COVID-19, las islas recibieron cerca de 700 mil turistas, elevando la contribución del sector a alrededor del 25 por ciento de su PIB.

El Secretario General António Guterres realiza una conferencia de prensa conjunta en Cabo Verde con el Primer Ministro José Ulisses Correia e Silva

Justicia climática para Cabo Verde

Cabo Verde ha comenzado a luchar contra estos cambios.

El Secretario General dijo que el país “ha demostrado liderazgo climático en palabras y en acciones” y ha destacado los “esfuerzos para convertir la deuda en proyectos climáticos, incluso en la economía azul”.

Hasta el 20 por ciento de la producción de energía de Cabo Verde ahora proviene de fuentes renovables, una de las más altas del África subsahariana, y el objetivo es aumentar el uso de energía renovable hasta en un 50 por ciento para 2030.

El Primer Ministro dijo que su país necesita “conciliar las necesidades de la economía, el medio ambiente, las comunidades” porque necesita “estos recursos que produzcan riqueza para el país”.

El Sr. Correia e Silva compartió un ejemplo de cómo se puede hacer esto. En la comunidad de São Pedro, en la isla de São Vicente, una parte de la población ha pasado en los últimos años de la pesca a la prestación de un servicio donde los turistas pueden nadar con tortugas de forma segura.

Luego destacó una serie de iniciativas para luchar contra la contaminación plástica y promover la economía circular. También recordó cómo el país aprobó una nueva ley “exigente” que regula la pesca y trabaja para ampliar el área protegida del seis al 30 por ciento.

“Queremos ir más allá, pero necesitamos recursos para hacerlo”, dijo.

“Necesitamos justicia para aquellos que, como Cabo Verde, hicieron poco para provocar esta crisis, pero que están pagando un alto precio”, coincidió el Secretario General.

Cuando la conversación llegó a su fin, a unas pocas cuadras, en el puerto, las tripulaciones de la Ocean Race estaban tomando un descanso. En solo unos días, comenzarán la segunda etapa de la competencia, que los llevará fuera de Cabo Verde, a través del ecuador, por la costa de América del Sur y hasta Ciudad del Cabo en el extremo sur de Sudáfrica.

Un par de horas antes, cuando los marineros se encontraron con el Sr. Guterres, quien compartió cómo su hijo, hace solo unos años, se había unido a tres amigos en un viaje en velero cruzando el Atlántico.

Esta historia llevó a uno de los capitanes, Kevin Schofield, a preguntarle: “¿Alguna vez harías algo así?”.

“Tal vez algún día”, bromeó. “Cuando esté jubilado”.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: