InicioDerechos HumanosCerrando las 'madrigueras de conejo' del odio: los sobrevivientes del Holocausto envían...

Cerrando las ‘madrigueras de conejo’ del odio: los sobrevivientes del Holocausto envían un poderoso mensaje en un nuevo documental

-


El documental de seis horas de duración “Estados Unidos y el Holocausto”, estrenado en 2022, arroja luz sobre las catastróficas consecuencias del discurso de odio y la desinformación, y el intento desesperado por la libertad de millones de judíos que huyen de la Alemania nazi.

sabor a libertad

¿A qué sabe la libertad? Joseph Hilsenrath, un joven judío evacuado a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, describió esa sensación en la película.

“El sabor de la libertad es notable”, dijo.

El recuerdo del Sr. Hilsenrath de haber visto la Estatua de la Libertad de Nueva York por primera vez en 1942 a bordo de un barco que lo evacuaba a él y a otros 49 niños de Francia, provocó lágrimas en sus ojos y en los de algunos de los asistentes el jueves por la noche, reunidos en el ONU para ver una versión de 44 minutos del documental y conocer a los realizadores.

Revelando el pasado racista

El documental examina el ascenso de Adolf Hitler y el nazismo en Alemania desde finales de la década de 1930 en el contexto del antisemitismo y el racismo global junto con el movimiento eugenésico y las leyes racistas en los Estados Unidos, algunas derogadas hasta la década de 1960. Capturando hechos poco conocidos, muestra las historias de Joseph, su hermana y otros cuatro sobrevivientes del Holocausto nazi, que llevó a la muerte de seis millones de judíos, muchos de ellos en cámaras de gas especialmente diseñadas en campos de concentración como Auschwitz en Oświęcim, Polonia.

salvajismo inimaginable

“Como nos estaba pasando a nosotros, no podíamos creerlo”, dijo un sobreviviente en la película. “El salvajismo… ¿cómo se lo imaginarían los parientes en Estados Unidos?”

Imágenes raramente vistas, muchas del Museo Conmemorativo del Holocausto de EE. UU., incluyeron fotografías de «trofeo» tomadas por oficiales nazis de ejecuciones de 15 miembros de los pelotones de fusilamiento al borde de pozos profundos en el suelo, que sirvieron como fosas comunes para cientos de sus muchos miles. de víctimas También presentó pruebas convincentes de la resistencia, el heroísmo y la supervivencia de los refugiados judíos de una campaña de desinformación nazi que condujo al genocidio.

© Archivos Nacionales de Cracovia

Un policía alemán revisa los documentos de identificación de los judíos en el gueto de Cracovia. Polonia. Alrededor de 1941.

‘Que la historia nos dé fe’

Durante un levantamiento mortal, los líderes de la resistencia judía enterraron latas de leche de metal, llenas de notas que describían los horrores que enfrentaron. Un adolescente había escrito una dolorosa petición: “que la historia nos dé fe”.

Las historias de los sobrevivientes y las entrevistas con historiadores amplifican una severa advertencia contra una ola de campañas de odio que actualmente alimentan la retórica de negación del Holocausto y un aumento en el antisemitismo.

Solo en la última semana, una estatua conmemorativa del Holocausto fue destrozada en Suecia, se pintó una esvástica en una lápida en un cementerio en Australia y se arrojó un cóctel Molotov en una sinagoga en los Estados Unidos.

Si bien el documental señaló que EE. UU. había acogido a más refugiados judíos que huían de los nazis que cualquier otra nación, el país podría, y debería, haber hecho más para otorgar libertad a quienes la necesitan desesperadamente, dijo Burns. La película tiene como objetivo crear conciencia, incluso sobre la desesperación que enfrentan los refugiados, entonces y ahora.

Goma de mascar y seguridad

Para la hermana de Hilsenrath, Susan Warsinger, los primeros sabores que recordaba al llegar a la isla de Ellis de Nueva York en la década de 1940 mientras era procesada como refugiada fueron el suave y pegajoso “Wonder Bread” y un misterioso dulce que duraba todo el día. Fue su primera prueba de chicle y seguridad genuina, luego de la evacuación de Francia.

Sin embargo, el sabor general de esa época es agridulce. La Sra. Warsinger fue una de los alrededor de 200.000 refugiados judíos acogidos por Estados Unidos, que rechazó a muchos, muchos más de los que admitió.

Se fundaron más de 100 grupos antisemitas en todo el país, que estaba envuelto en una economía deprimida, segregación y desconfianza pública hacia los inmigrantes.

Después del pogromo de la Kristallnacht de 1938 en la Alemania nazi, Burns dijo que una encuesta en los Estados Unidos reveló que alrededor del 85 por ciento de los encuestados cristianos protestantes y católicos «no querían dejar entrar a los refugiados».

Inmigrantes esperando en Ellis Island en octubre de 1912.

Inmigrantes esperando en Ellis Island en octubre de 1912.

Los nazis copian las leyes raciales de EE. UU.

Durante este tiempo, los juristas nazis habían redactado una legislación antisemita utilizando las leyes estadounidenses contra la segregación y el mestizaje dirigidas a las personas de ascendencia africana.

La prohibición del matrimonio interracial de los nazis se basó en gran medida en leyes similares, en vigor desde 1691, que la Corte Suprema de los Estados Unidos finalmente anuló en 1967.

Cuando EE. UU. condenó a Alemania por su campaña contra el pueblo judío, «los nazis respondieron: Mississippi», dijo el codirector Ken Burns en un segmento de preguntas y respuestas después de la proyección, refiriéndose a un estado del sur donde las leyes racistas se respetaban bien. en el siglo XX.

Una pregunta sobre lo que los cineastas aprendieron provino de la autora Ann Weiss, quien comenzó una consulta diciendo: «Prácticamente no tengo familia porque están en esos pozos».

Lecciones raramente enseñadas

En respuesta, la codirectora Lynn Novick dijo que le había sorprendido aprender más sobre un lado oscuro de la historia que rara vez se enseña en las escuelas.

“No trabajaremos en una película más importante en nuestra vida profesional”, dijo el Sr. Burns. Cuando comenzó la producción, el tema tenía una distancia con la actualidad, explicó en una entrevista con UN Video.

“Lo que nos incomodó mucho fue la medida en que los eventos de la película comenzaban a reflejarse en los eventos de los Estados Unidos y el mundo”, dijo, expresando su esperanza de que el legado de las historias de los sobrevivientes y sus lecciones de historia se mantengan. llegar a una amplia audiencia.

En ese sentido, el Servicio de Radiodifusión Pública (PBS) de los EE. UU. ahora ofrece la película y materiales didácticos relacionados, dijo la Sra. Novick, y enfatizó que los maestros están “en la primera línea para decir la verdad sobre la historia”.

Algunos miembros de la audiencia también expresaron su sorpresa por las lecciones que aprendieron de la película.

“No me enseñaron nada de eso”, dijo la jefa de Comunicaciones Globales de la ONU criada en Estados Unidos, Melissa Fleming, quien moderó la discusión.

El director de cine Ken Burns habla sobre su película en la ONU.

El director de cine Ken Burns habla sobre su película en la ONU.

Nuevo código de conducta de la ONU

Antes de la proyección, un evento paralelo de alto nivel sobre la globalización de los esfuerzos para combatir el antisemitismo llamó la atención sobre el aprendizaje del pasado y el uso de iniciativas audaces para abordar el creciente antisemitismo actual.

Se está trabajando en un nuevo código de conducta, dijo la Sra. Fleming. Las campañas en las redes sociales de la ONU que utilizan hashtags como #NoToHate y #ProtectTheFacts están cobrando fuerza, y una publicación conjunta con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) – “Historia bajo ataque: negación del Holocausto y distorsión en las redes sociales” – también contará con un panel de discusión relacionado con la sociedad civil.

La ONU también creó programas sobre el Holocausto y el genocidio contra los tutsi en Ruanda junto con su Estrategia y Plan de Acción sobre el Discurso del Odio. En 2022, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución para combatir la negación del Holocausto.

El antisemitismo es una ‘pandemia global’

En el evento paralelo, el embajador Gilad Erdan de Israel, nieto de víctimas del Holocausto, elogió los esfuerzos en curso, pero dijo que “la ONU debe hacer más”.

“Las palabras no son suficientes”, dijo. “Las palabras de odio siempre mutan en acciones violentas. El antisemitismo es una pandemia mundial. Ningún judío debería vivir aterrorizado”.

El silencio no es una opción’

Los esfuerzos deben incluir un retroceso contra la negación del Holocausto, con consecuencias para quienes practican el antisemitismo, dijo Doug Emhoff, el Segundo Caballero de los Estados Unidos, hablando en el evento.

“El silencio no es una opción”, dijo. “Todos debemos hablar en contra del antisemitismo y construir coaliciones para enfrentar esta ola de odio. Cualquier amenaza para una comunidad es una amenaza para todas las comunidades. Debemos inculcar conocimientos para luchar contra el antisemitismo”.

La embajadora Linda Thomas-Greenfield de los Estados Unidos, coanfitriona del evento, advirtió que el odio se está fomentando, tanto en línea como en persona.

“En todo el mundo, el antisemitismo es generalizado y está creciendo”, dijo. “Necesitamos hacer frente a esta amenaza y defender al pueblo judío en todas partes”.

Shmiel y su familia en Bolechow, Polonia, 1934.

Shmiel y su familia en Bolechow, Polonia, 1934.

Detener el ‘antisemitismo digital’

La lucha contra el «antisemitismo digital» es esencial, dijo la Sra. Fleming, destacando algoritmos de Internet tan alarmantes como «6mwe» -«seis millones no fueron suficientes»- en referencia a la cantidad de judíos asesinados por los nazis.

Un informe de la ONU de 2022 mostró que el antisemitismo es rampante en algunas plataformas, con el 50 por ciento de las publicaciones en la plataforma de redes sociales Telegram relacionadas con la negación del Holocausto, advirtió. Para combatir esta tendencia, la ONU se asocia con Facebook y TikTok para publicar información precisa.

‘Agujeros de conejo de odio’

“El odio está circulando por todas partes”, dijo el jefe de comunicaciones de la ONU, y agregó que los algoritmos nefastos están llevando a las personas a «madrigueras de odio» y desinformación, incluidos los movimientos que niegan que el Holocausto haya ocurrido alguna vez.

“Hacemos un llamado a las empresas de tecnología para que detengan esto porque los peligros de distorsión y negación son demasiados”, dijo, y advirtió que las mentiras sobre un “genocidio blanco” han comenzado a difundirse, alimentando la violencia y reuniendo seguidores en línea.

“Solíamos reírnos del surgimiento de Q-Anon, pero lo hemos visto ingresar al resto del mundo gracias a las redes sociales”, dijo, refiriéndose al movimiento con sede en EE. UU. que alimenta las teorías de conspiración y otros grupos que han sido “reempaquetado para la era de Internet”.

“Estamos en un momento en que necesitamos una llamada de atención”, dijo. “La negación y la distorsión del Holocausto son ataques a la verdad histórica”.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: