InicioMundoAfricaLa guerra en Sudán convierte "hogares en cementerios": ACNUR

La guerra en Sudán convierte «hogares en cementerios»: ACNUR

-



“La guerra que estalló sin previo aviso convirtió en cementerios los hogares sudaneses que antes eran pacíficos”, dijo Dominique Hyde, Directora de Relaciones Exteriores de ACNUR.

Visitó el país la semana pasada y fue testigo de un aumento del sufrimiento humano.

“Lejos de los ojos del mundo y de los titulares de las noticias, el conflicto en Sudán continúa haciendo estragos. En todo el país se está desarrollando una crisis humanitaria inimaginable, a medida que más y más personas son desplazadas por los combates incesantes”, añadió la Sra. Hyde.

Dentro de Sudán, 4,5 millones de personas han sido desplazadas internamente desde abril, cuando comenzó la guerra, mientras que otros 1,2 millones –en su mayoría mujeres y niñas– huyeron a países vecinos, incluido Chad.

Se repiten las atrocidades en Darfur

El funcionario de ACNUR destacó la situación en la volátil región de Darfur, donde los combates entre las Fuerzas Armadas Sudanesas (SAF) y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) han provocado aún más desplazamientos, con miles de personas luchando por encontrar refugio y muchos durmiendo bajo los árboles al borde de la carretera.

«Estamos muy preocupados porque no tienen acceso a alimentos, refugio, agua potable u otros artículos básicos», dijo.

“Es vergonzoso que las atrocidades cometidas hace 20 años en Darfur puedan repetirse hoy con tan poca atención”.

En julio, el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) inició una investigación sobre presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la región, tras el descubrimiento de fosas comunes de unos 87 miembros de la comunidad étnica masalit, presuntamente asesinados por las RSF y milicia afiliada.

Situación en el estado del Nilo Blanco

La Sra. Hyde también abordó la situación en el estado del Nilo Blanco, donde se estima que viven más de 433.000 desplazados internos (PDI), que se suman a los casi 300.000 refugiados, en su mayoría sursudaneses, que se han refugiado en unos 10 campamentos allí desde antes de la guerra.

Dijo que el aumento del desplazamiento ha “abrumado” los servicios esenciales en los campos de refugiados, y señaló también que, como en el resto de Sudán, las escuelas han estado cerradas durante los últimos siete meses mientras los desplazados encuentran refugio temporal dentro de las aulas.

La situación sanitaria también es particularmente alarmante: más de 1.200 niños menores de cinco años murieron en la provincia entre mediados de mayo y mediados de septiembre debido a un brote de sarampión combinado con altos niveles de desnutrición.

«Al menos cuatro niños siguen muriendo cada semana en el estado del Nilo Blanco, debido a la falta de medicamentos, personal y suministros esenciales», afirmó la señora Hyde.

Éxodo al Chad

La crisis en Sudán también ha provocado un éxodo de refugiados hacia países vecinos, incluido Chad, donde unos 450.000 sudaneses se han refugiado desde abril, sumándose a los que ya están desplazados allí desde Sudán y otros países.

A pesar de ser uno de los países más pobres y enfrentar graves desafíos humanitarios, Chad acoge a casi un millón de refugiados.

A principios de este año, los organismos humanitarios lanzaron un plan de respuesta humanitaria de 921 millones de dólares destinado a 5,2 millones de personas más vulnerables para recibir asistencia. Sin embargo, cuando apenas quedan ocho semanas del año, sólo está financiado en un 26 por ciento.

Hacer la paz, no la guerra: jefe del UNFPA

Natalia Kanem, directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que acaba de regresar a Nueva York desde Chad, informó a los periodistas en la sede de las Naciones Unidas el martes.

La jefa de la agencia de derechos reproductivos de la ONU destacó sus reuniones con mujeres líderes y sobrevivientes de violencia sexual y de género y quienes las apoyan, reiterando la importancia de empoderar a las mujeres y sus aliados en la construcción de un futuro justo, pacífico y próspero para Chad.

“Y en este momento tan tenso de la historia de la humanidad, está claro que el destino de la humanidad no está en manos de hombres que empuñan bombas; de hecho, depende de las mujeres y los aliados que se unan y luchen por la paz”, dijo.



Source link

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Selección

A %d blogueros les gusta esto: